CONECTADOS A LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales ya no son un área reservada a los más jóvenes. La edad media de sus usuarios ha subido considerablemente en los últimos años. ¿La razón? La velocidad a la que se está incorporando el segmento de población de los Mayores de 74 años, el de mayor crecimiento en cuanto a acceso al entorno 2.0. Las Comunidades Digitales se han consolidado como uno de los canales de comunicación más efectivos a la hora de mantener el contacto con familiares y amigos, y eso es algo que no se les ha escapado a muchos mayores –sobre todo– en una época en la que cada vez es más habitual ver marchar del país a los jóvenes en busca de unas expectativas profesionales que la “crisis” les niega. 

El Centro de Investigaciones Estadounidenses Pew Research ha llegado a la conclusión de que se trata de un fenómeno global. Calcula que –en todo el mundo– hay alrededor de 39 millones de usuarios mayores de 65 años actuando en las redes sociales –principalmente en Facebook y Twitter– las más populares también entre la gente de menos edad. 

La principal causa que motiva a estos usuarios a registrar su perfil en las redes sociales es su interés en permanecer en contacto con familiares y amigos, pero también les motiva recuperar amistad las pasadas. Uno de los principales alicientes para el 30% de estos usuarios –dice el estudio de Pew Researches la posibilidad de compartir fotos, pero también hay un 20% que se anima a participar en juegos sociales. 

Pero las redes sociales –como apunta la experta Alicia Pérez Debón– abren además otras posibilidades. Una de ellas es la de poder ser escuchados por un público al que le interesan nuestras historias. “En las redes sociales los Mayores encuentran la posibilidad de conectar y compartir sus conocimientos –ya sean sobre el trabajo al que se han dedicado toda su vida o sobre tradiciones e historias del pasado– pero también se abre la puerta a colaborar con distintas Comunidades de Emprendedores, Empresarios o Profesionales del Sector que conocen y sobre el que tienen una amplia experiencia”, asegura. 

Otra puerta que abre toda esta nueva sociedad digital es la de combatir la soledad y el aislamiento algo que se hace aún más necesario en las personas que se encuentran con dificultades para salir de casa-. “Tenemos ante nosotros una herramienta “antiaislamiento” que supone una buena alternativa al televisor  –sobre todo para las personas con poca movilidad– que forzosamente se encuentran fuera de su entorno habitual o que se sienten solas. Incluso algunos estudios hablan de los beneficios de utilizar las redes sociales a nivel físico y mental”, asegura Pérez Debón. 

Cada vez son más los Ayuntamientos y Organizaciones Sociales que dedican Talleres y Programas especiales para las Personas Mayores que quieren engancharse al mundo digital. Como cuenta un Monitor “muchos vienen animados por sus propios nietos”. Si los niños pueden manejar el ordenador, ¿por qué no voy a poder yo?, nos dicen con toda la razón del mundo”.

José Luis Méler y de Ugarte
Presidente