CIUDAD DE LA LUZ Y DE LA MARSELLESA

Los atentados de París llegan en un momento de debilidad económica, cuando el hexágono apenas crece un 0,3% del PIB. Pero los parisinos quieren recuperar su Ciudad y su Luz arropados por el coraje que ofrece su Marsellesa.

 

La masacre terrorista buscaba dañar y extender el miedo en las sociedades europeas comenzando por la gala. Muerte y terror en la ciudad más turística de Europa. Los analistas creen que los efectos económicos  se medirán a  medio y largo plazo comenzando por el Sector Turístico. Durante la semana los hoteles parisinos han registrado cancelaciones. Tras los atentados contra la revista satírica Charli Hebdo las reservas hoteleras descendieron un 10%.

Ahora –en los primeros días– las Compañías Aéreas fueron las más perjudicadas. Las anulaciones hicieron acto de presencia al igual que los números rojos en las cotizaciones bursátiles de las Aerolíneas. Inmediatamente después, las Empresas con intereses Turísticos también notaron la tensión. Se cerraron museos, la Torre Eiffel, Disney, las Galerías Lafayette, tiendas, bares, teatros, restaurantes, y esto justo antes de iniciarse la campaña navideña, los que puede trastocar el consumo. Francia esperaba cerrar este año con 85 millones de turistas. 

Hay otros efectos. Las Agencias de Viaje han reconocido que ha habido un aumento de reservas hacia Canarias para este invierno –especialmente de británicos y alemanes– aunque es difícil aventurar que todo el incremento de visitantes en el Archipiélago Atlántico sea por ese motivo. Donde está clara la relación es en la elevación de las cotizaciones de empresas del Sector de la Seguridad como Prosegur o Securitas y también de las Grandes Firmas con intereses en el ámbito de la Defensa. 

Los títulos de compañías como Finmeccanica, Thales, BAESystem, Lockeed Martin y otras similares se revalorizan cuando se multiplican sus previsiones de beneficios a la vez que se intensifican los bombardeos sobre los territorios controlados por los yihadistas del ISIS en Siria e Irak. 

Hay otra consecuencia de los atentados. Francia incumplirá los objetivos de Déficit Público al aumentar sus Gastos en Seguridad, aunque hacía tiempo que los superaba. Desde el Elíseo recuerdan que las situaciones de excepcionalidad como las actuales están recogidas en los Tratados Europeos.  

 

José Luis Méler y de Ugarte
Presidente