• El comunicado hace un llamamiento al Ministerio de Sanidad para poner en marcha acciones conjuntas a nivel europeo que permitan mejorar el diagnóstico y tratamiento de estas patologías, para garantizar un envejecimiento activo y saludable para todas las personas.

 

Madrid, 20 de octubre de 2021. La Confederación Española de Organizaciones de Mayores, la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular y Endovascular, la Asociación de Cardiología Intervencionista, la Sociedad Española de Medicina Geriátrica y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología han solicitado conjuntamente al Ministerio de Sanidad que haga frente al deterioro funcional de las personas mayores priorizando el abordaje de las enfermedades cardiovasculares.

La crisis provocada por la Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de reforzar el sistema público de salud a la luz de los grandes desafíos sociales y sanitarios, siendo uno de ellos el reto demográfico. Las patologías cardíacas ocupan un lugar eminente en esta problemática, por su relación directa y creciente con el envejecimiento.

Diversas sociedades científicas y expertos, con el apoyo de las portavoces parlamentarias de sanidad Elvira Velasco (PP) y Esther Carmona (PSOE), han remitido este miércoles 20 de octubre una carta conjunta a la Ministra Darias solicitando que el Gobierno priorice la atención a las patologías cardiovasculares ante sus socios europeos, en el marco de las ayudas y programas que planea poner en marcha la Comisión Europea en los próximos años.

Los firmantes han recordado a la Ministra que las patologías cardíacas constituyen “la primera causa de muerte e ingreso hospitalario en nuestro país”, además de suponer un grave perjuicio a la calidad de vida de las personas que las padecen. Según datos oficiales, “el 42% de los ciudadanos padece más de un factor de riesgo cardiovascular, que se incrementa con la edad”. En este sentido, las valvulopatías, cardiopatías estructurales consistentes en el fallo de las válvulas del corazón, son una de las patologías más directamente relacionadas con el deterioro funcional de las personas mayores. En muchos casos, estas pueden derivar en insuficiencia cardíaca, “primera causa de hospitalización entre personas mayores de 65 años”. Por todo ello, insiste la misiva, el correcto abordaje y diagnóstico de estas patologías es fundamental para asegurar un envejecimiento activo y saludable.

La carta denuncia que factores como la cultura edadista favorecen a que exista una percepción generalizada de que los síntomas provocados por patologías cardiacas son inherentes al envejecimiento. Este hecho ha provocado que se normalicen situaciones de vulnerabilidad que de otro modo podrían abordarse, diagnosticarse y tratarse adecuadamente.

Urge doblar esfuerzos por un envejecimiento activo y saludable

Los firmantes de la carta han reconocido la nueva Estrategia de Salud del Sistema Nacional de Salud promovida por el Ministerio de Sanidad como un notable avance para la elaboración de planes y medidas que garanticen la capacidad funcional de las personas mayores. No obstante, han resaltado que convertir la salud cardiovascular en una prioridad, y así, mejorar los protocolos para su diagnóstico y tratamiento es un reto compartido en todo el continente europeo.

A este respecto, la carta hace mención a la reciente solicitud formal a la Comisión Europea que han llevado a cabo varios eurodiputados, en nombre de la Coalición SHD, para la puesta en marcha de una Acción Conjunta en enfermedad cardíaca estructural que dé respuesta a estas necesidades. Así pues, se insta al Ministerio de Sanidad a que, en cumplimiento con los objetivos de salud marcados en la acción de Gobierno y en línea con las prioridades de la Unión Europea a través de programas como EU4Health, lidere formalmente, junto con la Comisión Europea, una Acción Conjunta sobre las cardiopatías estructurales y la salud cardiovascular.

Esta iniciativa ha contado con el apoyo de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores, la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular y Endovascular, la Asociación de Cardiología Intervencionista, la Sociedad Española de Medicina Geriátrica y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, junto con los Dres. José Luis Zamorano, Jorge Rodríguez-Roda y Marta Sitges, así como la diputada Elvira Velasco y la senadora Esther Carmona, ambas portavoces en las Comisiones de Sanidad de las Cortes Generales.