Historia y Objetivos

¿Por qué una Confederación Española de Organizaciones de Mayores?

En realidad habría que preguntar por qué no. El clamor por la integración del fragmentado mundo del asociacionismo de los mayores era unánime.

Ya en el III Congreso Nacional de Organizaciones de Mayores, organizado por la Fundación Independiente y celebrado en Noviembre de 1997, una de sus conclusiones decía:

“Fomentar la unión de Asociaciones de Mayores, en una Federación o Confederación para constituir una agrupación fuerte que defienda los ideales o los intereses de todos ellos. A este efecto, realizar una investigación para conseguir un inventario de todas las organizaciones existentes, para intentar una unión superior”

Entre los objetivos del Plan Gerontológico Estatal está el de FOMENTAR LA PARTICIPACIÓN SOCIAL Y POLÍTICA DE LAS PERSONAS MAYORES (Área V,1). En el informe de valoración del Plan, recientemente publicado, se dice:

“Por todo ello, las personas mayores en nuestro país seguirán sin tener el protagonismo que en buena ley, por su peso demográfico, social y económico, les correspondería, constatándose que en muchos casos y a muy diferentes niveles SE TOMAN DECISIONES QUE LES AFECTAN DIRECTAMENTE SIN SER CONSULTADAS ADECUADAMENTE”.

¿Por qué? Porque el mundo de los mayores sigue fragmentado.

Desde su constitución CEOMA se ha consolidado como Entidad de referencia en el mundo de las Personas Mayores, y tiene como misión representar los intereses generales de las Personas Mayores y defender sus derechos.

Nacimiento

En el IV Congreso Nacional de Organizaciones de Mayores celebrado en Septiembre de 1999 en Santiago de Compostela, recalcó en sus conclusiones (en la Ponencia presidida por Carmen de Alvear, Orestes Serrano, desgraciadamente fallecido, como ponente y Eva García Blanco, hoy Vicetesorera de CEOMA) lo siguiente:

“Es imprescindible la unión de los Mayores en plataformas de más amplia representación. Pedimos al IV Congreso que ponga en marcha el acuerdo del III Congreso en esta materia”

Pues bien este desideratum tomó cuerpo el día 1 de Diciembre de 1999. En el Congreso de los Diputados 19 representantes de distintas organizaciones Nacionales o Autonómicas firmaban el Acta Fundacional de CEOMA. Los Estatutos se aprobaron el 24 de Febrero de 2000 y se formó una Comisión Gestora que convocó Asamblea Constituyente el 4 de Mayo de 2000, donde se eligió la Primera Junta Directiva.

¿Qué es CEOMA?

La Confederación Española de Organizaciones de Mayores es una organización de carácter confederativo e intersectorial, de ámbito nacional, constituida para el servicio, la coordinación, el fomento y la defensa de los intereses de las personas mayores. Para ello está dotada de personalidad jurídica y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines.

Es un organismo no gubernamental, cuyos principios básicos de actuación son:

  • El respeto a la autonomía de las organizaciones integradas


  • El pluralismo


  • Y la independencia respecto a la Administración y los partidos políticos

(Estatutos, art. 1º)

La Confederación está abierta a aquellas organizaciones que, cualquiera que sea su denominación, tengan un ámbito territorial:

  • Nacional, si se trata de organizaciones sectoriales


  • Autonómico, si se trata de organizaciones intersectoriales

(Estatutos, art. 8º)

La constitución de CEOMA por 15 entidades autonómicas y nacionales supuso dinamizar el movimiento de los Mayores. Actualmente está integrada por 30 Organizaciones -tanto Nacionales como Autonómicas- que a su vez representan a casi 1.200 Asociaciones. CEOMA es la Organización que cuenta con mayor número de asociaciones miembro en el Consejo Estatal de Personas Mayores. Además, sus asociaciones participan también en el Consejo Estatal de ONG´s de Acción Social.

En nuestra opinión, en poco tiempo clarificándose el sector, existirán no más de cuatro grandes organizaciones de alcance estatal, que serán las interlocutoras válidas ante la administración central y la representación del movimiento se hará a través de las mismas, como pasa en otras áreas sociales, por ejemplo, los sindicatos. Todo el mundo recuerda la sopa de letras en la época de la Transición que no sólo afectaba a los sindicatos, sino también a los partidos políticos. Al final vino la clarificación y es unánime la opinión, la administración incluida, de que esta es la situación deseable. Pocos, pero fuertes interlocutores a nivel nacional.

Este puñado de grandes confederaciones u organizaciones tendrán cada una su personalidad. Puede que las prioridades sean distintas o el énfasis en algunos puntos de diversa intensidad, pero coincidirán en lo esencial: la defensa de los derechos de los mayores.

Objetivos

Art. 10. Fines y competencias.

La Confederación persigue como fines fundamentales:

  1. Fomentar y defender los intereses asumidos por las organizaciones confederadas.

  2. Prestar a las organizaciones confederadas la colaboración y ayuda que precisen para la adecuada realización de sus fines.

  3. Promover y defender la adecuada coordinación e integración de las organizaciones de mayores.

En orden a la consecución de sus fines propuestos, y sin cesión de las competencias de sus organizaciones miembros, corresponden a la Confederación:

  • Representar y gestionar los intereses de las organizaciones de mayores en sus aspectos generales y comunes.

  • Fomentar la creación de organizaciones de mayores propiciando la unidad y la solidaridad entre las mismas.

  • Estudiar toda clase de problemas que se planteen con carácter genérico a las organizaciones de mayores, acordar las soluciones pertinentes y establecer las consiguientes líneas de actuación común de las organizaciones miembros y las oportunas relaciones con otras organizaciones y entidades públicas y privadas. con responsabilidades e intereses en estas materias.

  • Establecer y facilitar los servicios de interés común o específico que requieran las organizaciones confederadas.

  • Organizar jornadas, encuentros, congresos y cursos relacionados con la problemática de mayores.

  • Establecer, mantener y fomentar las pertinentes relaciones con entidades españolas, extranjeras e internacionales.