• El centro logra la total eliminación del uso de sujeciones en el cuidado de mayores con demencia 
  • Sanitas Mayores ha reducido el uso de sujeciones en toda su red a menos del 1%, frente a la media española que se sitúa el uso de sujeciones en torno al 12% 
  • El 87% de los centros de la red de Sanitas Mayores ya ha sido acreditado como libre de sujeciones 
  • En el marco del proyecto `Por una residencia sin sujeciones” se han impartido más de 60.000 horas de formación sobre demencia y alzhéimer a 7.395 profesionales de la compañía

En la fotografía, Guzmán Bordallo, Director Regional de la zona centro de Sanitas Mayores; Olga Navarro peinado, Directora de Sanitas Mayores el Escorial; Carmen García Vega, Vocal del Comité Ejecutivo de CEOMA; Alicia Megía Mayor, Concejal Delegada de Barrio, Transportes y Sanidad y Soledad del Valle Bodas, Concejal Delegada de Educación, Consumo, Servicios sociales, Familia e Infancia y Atención a Mayores del Ayuntamiento del Escorial.

La Confederación Española de Organizaciones de Mayores, CEOMA, ha acreditado como centro ‘libres de sujeciones’ a la residencia Sanitas Residencial El Escorial, en Madrid. Este centro ha eliminado por completo el uso de sujeciones en el cuidado de sus mayores.

La acreditación externa realizada por CEOMA es un valor diferencial clave dentro del proyecto ‘Por una residencia sin sujeciones’ con el que Sanitas Mayores ha sido pionera en la implantación de un modelo sin sujeciones. En palabras de Carmen García Vega, vocal del Comité Ejecutivo de CEOMA, “CEOMA ha sido pionera en España en la eliminación de las sujeciones desde hace quince años con el programa ‘Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer’. La eliminación de sujeciones físicas y farmacológicas, se consiguen no solo por una buena cualificación y competencia de los profesionales sino por una especial sensibilización y formación de los mismos”.

El 87% de los centros de Sanitas Mayores, certificados como centros libres de sujeciones

El uso de sujeciones en Sanitas Mayores se ha reducido a un 1% frente al 12% en torno al cual se sitúa la media española. En la actualidad, el 87% de la red de Sanitas Mayores ya ha sido acreditada por CEOMA como centros libres de sujeciones.

Hasta hace poco, el uso de sujeciones, tanto físicas como farmacológicas, ha estado normalizado en la atención de determinadas patologías, en especial para evitar el riesgo de caídas. Sin embargo, se ha demostrado que son mayores los perjuicios que los beneficios que se desprenden de su uso. Eliminar las sujeciones no incrementa el riesgo de lesiones por caídas y, sin embargo, mejora la situación médica y psicológica, esta es la principal conclusión que se extrae de la investigación “Reducción de Sujeciones Físicas en Residencias” realizada por la Fundación Maria Wolff y Sanitas Mayores entre 7.657 mayores de sus residencias.

“Se da un ligero incremento no significativo de las caídas tras eliminar las sujeciones, pero las caídas con consecuencias disminuyen. Los beneficios, sin embargo, son múltiples. Se da una menor incidencia de osteoporosis y un mejor mantenimiento de la masa muscular. Además, los residentes manifiestan menos dolores y molestias y están más contentos y tranquilos, lo que supone una mejora en el ambiente general de los centros”, comenta el doctor Pedro Cano, director de Innovación Médica de Sanitas Mayores.

Más de 60.000 horas de formación, la clave del cuidado sin sujeciones de Sanitas Mayores

El doctor Cano enfatiza el papel de la formación en el proceso. “Nos hemos volcado en el proyecto con la convicción de que eliminar los métodos de sujeción es la única vía de ofrecer la mejor atención posible. Para ello hemos hecho un gran esfuerzo en la formación de nuestros profesionales y en el seguimiento personalizado de cada residente. Un proceso donde la implicación del equipo y de las familias ha sido clave”.  Para conseguir los objetivos del programa de atención a personas con demencia de Sanitas Mayores, se han impartido más de 60.000 horas de formación en este campo a 7.395 profesionales.

El modelo de gestión de Sanitas Mayores se caracteriza por una atención especializada y personalizada, basada en el conocimiento de las circunstancias individuales de cada residente. En esta línea, los centros acreditados ofrecen cuidados especializados para personas con alzhéimer u otras demencias, con el aval que supone la experiencia con más de 3.000 personas con esta dolencia que atiende anualmente Sanitas Mayores en España.

Con el objetivo de aportar calidad de vida y bienestar así como de favorecer el mayor grado de autonomía durante el mayor tiempo posible, el fomento de un envejecimiento saludable y feliz será otro de los ejes asistenciales. En este punto, destaca el amplio programa de actividades tanto terapéuticas como de ocio, diseñadas por los especialistas.