Las agrupaciones de mayores que representan a más de cinco millones de personas de tercera edad, entre ellas CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores), AESFAS (Asociación Española de Funcionarios y Amigos Sénior) y Mayores UDP (Unión Democrática de Pensionistas), junto al Círculo Empresarial de Atención a las Personas al Congreso de los Diputados se felicitaban esta mañana a las puertas del Congreso de los Diputados para celebrar la aprobación de la enmienda promovida por CEAPs que ha logrado una bajada parcial del IVA del 10 al 4 por ciento en el acceso a Servicios Sociales básicos.

“Es un paso adelante, pero es un paso pequeñito, tenemos que dar muchos más. Yo iría mucho más lejos, ya que el IVA para los dependientes debería ser exento”, ha señalado el presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), Angel Quesada.

Por su parte, la presidenta de CEAPS, Cinta Pascual, ha celebrado que “111.000 personas se van a ver beneficiadas” de esta medida. “Nos tenemos que felicitar todos porque llevábamos más de diez años pidiendo que el IVA bajara al 4% para todos, porque era una gran injusticia”, ha dicho.

 Sin embargo, ha asegurado que “sigue habiendo injusticia social” porque 100.000 personas “aún tienen el IVA al 10%” en España. “No hemos conseguido que fuera para el 100% pero tenemos que estar contentos”, ha precisado.

En este sentido, Pascual ha explicado que la medida actual que se aprueba afecta a todas las personas dependientes que ya están valoradas y que ya tienen una prestación económica vinculada al servicio, por lo que, en sus palabras, “hay un 55% que se ha quedado dentro y un 45% que ha quedado fuera”.

En concreto, la presidenta de CEAPS ha destacado que hay “más de 100.000 personas” que tienen pedida la dependencia, por lo que “aún están en proceso de que se la den”. Estas personas, según ha subrayado Pascual, “no tiene la prestación y por lo tanto no tiene derecho a tener el 4% de IVA”.

Por último, Pascual ha resaltado la “satisfacción” y la “cara de felicidad” de los mayores cuando se han enterado de que tienen “100 euros más cada mes”. “Esta medida tiene un poquito de todos y una ilusión para que se convierta en una realidad para el 100%”, ha concluido.

“No se trata de aplicar una medida fiscal, sino de hacer justicia social” con esta idea,  ya que no existe justificación posible a que un mismo servicio, en un mismo lugar y a una misma persona, tenga una tributación diferente. Se trata de lograr que todas las personas paguen el mismo IVA por acceder a los mismos servicios.